Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘ODM’

El pasado 6 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef hacían público un informe conjunto en el que se informaba de que “se había cumplido con la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de reducir a la mitad el número de personas sin acceso al agua potable”.

Según dicho informe, Progress on Drinking Water and Sanitation 2012, a finales de 2010, un 89% de la población mundial (6.100 millones de personas) ya utilizaba fuentes mejoradas de agua potable, un 1% más que la meta establecida en los ODM.

La OMS define una fuente mejorada de agua potable como aquella que protege apropiadamente el agua de la contaminación exterior y, en concreto, de la materia fecal. Una conexión domiciliaria de agua corriente, un grifo público, un pozo perforado o un acopio de agua de lluvia serían algunos ejemplos.

Sin embargo, ¿cómo sabemos si el agua de estas fuentes es realmente apta para el consumo? Sobre todo cuando las propias organizaciones autoras del informe aseguran que “no es posible medir a nivel mundial la calidad del agua”.

Lo que sí confirman es que, entre 1990 y 2010, más de 2.000 millones de personas obtuvieron acceso a estos recursos acuíferos mejorados. Resultado que no hubiera sido posible sin el empuje de países como China o India, que representan el 46% de la población mundial en vías de desarrollo.

De hecho, según explica el informe, “solo el 61% de los habitantes de África subsahariana tiene acceso a fuentes mejoradas de abastecimiento de agua en comparación con el 90% o más de América Latina y el Caribe, África del Norte y gran parte de Asia”. Una situación que se vuelve más dramática si observamos las zonas rurales, donde 97 de cada 100 personas carecen de agua entubada y el 14% sigue bebiendo agua de superficie (ríos, arroyos, embalses, canales de riego…).

¿Y el acceso al saneamiento mejorado?

Dentro del Objetivo de Desarrollo del Milenio relativo al agua, no sólo se contempla el acceso al agua potable, sino también la mejora sanitaria, es decir, el acceso a los sistemas de saneamiento mejorados que higiénicamente impiden el contacto de las personas con excretas humanas, como las letrinas ventiladas o las fosas sépticas.

Según el informe de la OMS y Unicef, a finales de 2010, sólo el 63% de la población mundial tenía acceso a un saneamiento mejorado, muy por debajo del objetivo del 75% establecido para 2015. Esto significa que, en la actualidad, 2,5 millones de personas carecen de servicios básicos de saneamiento o, lo que es lo mismo, que el 15% de la población mundial se ve obligada a defecar al aire libre…

Son cifras preocupantes si tenemos en cuenta que la quinta causa de mortalidad mundial, por encima de enfermedades como el sida, la tuberculosis o la malaria, proviene de enfermedades diarreicas y que, como Unicef nos recuerda, “el 80% de esas muertes se produce en niños menores de cinco años”.

Esperemos que las más de 400 horas de discusiones y debates que están teniendo lugar en el Foro Mundial del Agua, celebrado en Marsella del 12 al 17 de marzo, sirvan para avanzar en la resolución de estos desafíos y para poner en marcha nuevas medidas que focalicen la atención en las zonas rurales del África subsahariana, en el acceso a saneamientos mejorados y en la obtención de datos más fiables sobre la mejora de la calidad del agua. No debemos olvidar que el acceso al agua potable es, desde julio de 2010, un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida.

Día Mundial del Agua

Con motivo del Día Mundial del Agua, que se celebrará el próximo jueves 22 de marzo, varias organizaciones están poniendo en marcha acciones de movilización de diversa índole con el fin de sensibilizar, aquí en el Norte, sobre el consumo responsable de agua.

Entre ellas, destaca la iniciativa de la ONG Ongawa, que ha querido experimentar en primera persona lo que supone vivir con 50 litros de agua al día, cantidad mínima para cubrir las necesidades básicas según la OMS. Su objetivo es claro: aproximarse a la realidad que viven millones de personas en los países del Sur y compartirla con el Norte.

Para lograrlo, tres miembros de Ongawa vivirán, durante tres semanas, con 50 litros diarios de agua y nos relatarán su experiencia en el blog 50Litros. Una labor nada fácil si se tiene en cuenta que el consumo medio de agua en España, según datos del Instituto Nacional de Estadística, es de 149 litros diarios por persona.

Si, como asegura el último informe de la OMS y Unicef, todavía hay en el mundo 783 millones de personas sin acceso al agua potable, podemos concluir que, por cada español que consume 149 litros de agua al día, hay alrededor de veinte personas que no tienen acceso al agua en el mundo. Veinte razones de peso que merecen que el próximo Día Mundial del Agua  nos inunde a todos y nos haga reflexionar un poco más a fondo sobre las desigualdades existentes en torno a este recurso tan esencial.

Read Full Post »